Restaurante San Cristóbal: la mejor paladar de la Habana./ volver atrás

interior san cristobal

El ambiente grato, la adecuada climatización, más su comida gourmet, internacional y cubana, han convertido al restaurante San Cristóbal en un referente obligado de visitantes foráneos y nacionales a pesar de lo nada económico de sus precios. Su dueño es el chef Carlos Cristóbal Márquez Valdés y funciona en el piso inferior de una mansión encantadora construida a comienzos del siglo XX, ubicado en la calle San Rafael número 469 en Centro Habana.

El restaurante San Cristóbal antes de ser paladar era una casa de las del tipo de los años 50, compuesta por una sala a la entrada, ahora convertida en la recepción, un pasillo con mesas, tres habitaciones, habilitados como salones con mobiliario para degustar, y un baño, y al final la cocina. La decoración está compuesta por hermosos muebles antiguos, fotografías en blanco y negro, carteles taurinos, relojes, artefactos religiosos y porcelanas; sin embargo, los utensilios de la mesa son eclécticos.

La mayoría de los clientes, por no decir todos, son extranjeros residentes en la isla o en calidad de turistas, los precios de su menú no están al alcance del ciudadano cubano; aunque sí para cualquier visitante extranjero promedio.

Su propuesta culinaria se nutre de las influencias que Cuba ha ido recibiendo desde diferentes partes del mundo (España, África, China, el Caribe…). Este restaurante sirve típica comida criolla: malanga, yuca, cerdo asado, langosta, pescado fresco, camarones y otros platos tradicionales. Esta no es, sin embargo, la cocina estándar que se encuentra en muchos restaurantes estatales.

La carta de postres es expansiva: Pudín de San Cristóbal (huevos, fruta, leche y almendras) es excelente, mientras que la tarta de frutas y pudines de arroz son bastante aceptable, así como el flan omnipresente. La carta de vinos es lo suficientemente amplio y a un precio razonable.

Visita del presidente Barack Obama.

presidente obama

El Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, visitó la paladar San Cristóbal en su visita a Cuba en marzo de 2016, y disfruto de una cena junto a su familia. El señor Obama permaneció en el segundo salón aclimatado por espacio de dos horas, en una mesa redonda con capacidad para seis personas. Lo primero que sirvieron a su esposa, sus dos hijas y a Obama fue una canasta de pan hecho en el mismo Paladar San Cristóbal, luego agua, la señora Obama degustó vino tinto San Cristóbal, del grupo vinícola, Marques de Versalles, de entrada, una combinación del Paladar, luego el plato fuerte, Tentación Habanera y Solomillo, importado de Brasil, en tres salsas, y postre, también de la casa.

Al final de la cena tomaron café Serrano. Antes de marcharse se tomó fotos con el personal que estuvo de servicio, mientras Michelle le comentó al mozo que los atendió que su cena le recordó la comida que le preparaba su mamá. El propietario del Paladar San Cristóbal, decidió conservar la silla, la tasa y la botella de vino como parte de la colección del lugar, hoy se exhibe para ser apreciado por sus visitantes, junto a una pintura que retrata la llegada y saludo del Presidente de los Estados Unidos al lugar.

Acerca del autor

Alexander Espinosa Alvarez

es el creador de este sitio, un programador al que le encanta el marketing, el diseño y la programación web. También es un apasionado gestor y promotor de los servicios turísticos de Cuba.


Artículos relacionados:

- La Bodeguita del Medio: La Mejor Comida Criolla de Cuba
- La Heladería Coppelia: La Catedral del Helado
- Restaurante Floridita: La cuna del Daiquirí
- Restaurante La Guarida: Un rincón especial en La Habana
city tour habana